El silencio

Unos lo detestan y otros lo idolatran.

En compañía todos los evitan.

En soledad roza el placer prohibido.

Se puede fundir con el mar y con el viento.

Se puede confundir con la tristeza.

Tiene forma de animal salvaje, de hielo y de madrugada.

Su aroma es de campos de flores; de incienso.

Sabe al primer café de la mañana.

Sabe al primer beso.

Así es el silencio.