La nueva “filosofía”

Cuando te sientes bien y estás en paz contigo mism@ descubres nuevas facetas de la vida que no conocías. En mi caso, por ejemplo, he descubierto que los mensajes positivos o de superación son como las drogas: enganchan y te hacen sentir bien durante un tiempo, pero en el fondo sabes que algo no funciona bien.

Yo fui adicta durante un tiempo a la filosofía “¡hoy va a ser un gran día!” y “qué maravilloso es este mundo”, pero cuando te bajas de ese estado de ensoñación temporal te das cuenta de que no, el mundo es una basura en todos los sentidos. Y no hay ni que esconderlo, ni que esconderse. Hay que aceptarlo conforme es y actuar en consecuencia.

Habrá días mejores y peores en tu vida. Cuando aprendes eso, las frustraciones también son menores. Y lo mejor que se puede hacer es sobrellevarlo (con más humor, a poder ser), evitar que te tomen por idiota y rodearte de las mejores personas que encuentres para aprender de ellas.

Igual estoy equivocada, pero es lo que creo que nos puede ayudar a ser un poco más felices. No una taza con mensajes inútiles.