No me arrepiento

Un ejercicio de introspección.

En ocasiones es necesario echar la vista atrás y mirar en perspectiva nuestras acciones pasadas. Yo lo hago de vez en cuando y suelo encontrarme con respuestas que en su momento ignoraba o no quería ver: egoísmo, excusas, falta de madurez, impaciencia; también me encuentro con (in)conformismo, buenas y malas decisiones, momentos de lucidez…

Quizás con el tiempo continúe repitiendo alguna de estas acciones (o todas ellas, a modo de patrón), pero desde luego solo sé que seguiré aprendiendo de cada una de ellas; que intentaré mejorar todas las que sea posible mejorar; que haré lo posible por perfeccionar todas las que puedan ser perfeccionadas; y, sobre todo, lo que voy a intentar siempre es no arrepentirme de ninguna de ellas. Jamás.